CAP

El Certificado de Aptitud Profesional (CAP) para conductores acredita, junto con el permiso de conducción, la aptitud profesional de quien lo ha obtenido. Para ello se establece una nueva formación obligatoria con una doble vertiente:

  • Por un lado, una CUALIFICACIÓN INICIAL, que supone la realización de un curso teórico-práctico y la superación de un examen. El curso tiene dos modalidades, según la edad y el tipo de permiso: Acelerada y Ordinaria.
  • Por otro lado, una FORMACIÓN CONTINUA, que consiste en la realización de un curso para que los conductores actualicen los conocimientos esenciales para el ejercicio de su función. Este curso se debe repetir cada cinco años.